La competencia global dinámica está creando una revolución en la forma en que las empresas exitosas hacen negocios. Capacitar en lugar de dominar es la manera como las empresas que tienen un algo rendimiento ganan los corazones y las mentes de las personas y maximizan su potencial. Cuando los miembros de todos los niveles de una organización aprenden a confiar unos a otros y a trabajar juntos como un equipo, pueden producir la calidad de los bienes y servicios necesarios para ser competitivos.

Dado que el cambio es inevitable, las organizaciones que se aferran a las viejas formas de liderazgo y de gestión no seguirán prosperando por mucho tiempo. Desafortunadamente, las personas y las organizaciones cambian lentamente, por lo general con gran resistencia y, a menudo con un considerable dolor. Desde 1966 LMI ha ayudado a miles de líderes y organizaciones en todo el mundo a hacer los cambios necesarios para ser competitivos en una economía global desafiante. Al igual que LMI ha ayudado a innumerables otros, puede ayudarle a pensar sobre sí mismo y su organización - y cambiar su futuro.